¿Puede existir el psicópata prosocial?

James Fallon

Científico descubre que es un psicópata

Es profesor de Neurología en la Universidad de California Irvine (UCI) y durante varios años estudió los cerebros de diferentes psicópatas para comprender las bases biológicas de esa conducta.

 
 

“Los genes cargan el arma y hacen que alguien sea vulnerable para convertirse en un psicópata”.El País.

 

En su investigación, James Fallon buscaba las diferencias entre el cerebro de un asesino serial y el de las personas corrientes, hasta que descubrió que él mismo es un psicópata. Esto lo hizo profundizar en sus investigaciones y publicó el libro “The Psycopath inside” basado en su experiencia. Para explicar por qué alguien con un cerebro de psicópata no es violento y triunfa como científico, Fallon hace referencia a su entorno familiar: “Me querían, y me sentía protegido”, explica.

Una tarde de octubre de 2005 James Fallon, un neurocientífico de la Universidad de California Irving (UCI), estudiaba tomografías de cerebros de psicópatas cuando se llevó la sorpresa de que su propio cerebro tenía las mismas características que las de un asesino en potencia.

Fallon llegó a esa conclusión cuando se encontraba en su laboratorio analizando tomografías de criminales, como parte de una investigación de rutina. Luego las comparó con las de sus familiares y con la de su propio cerebro, y cuando se dio cuenta de que compartía los rasgos de asesinos psicóticos, lejos de angustiarse, su descubrimiento lo hizo profundizar en sus investigaciones para después publicar el libro “The Psycopath inside”, basado en su experiencia.

Los rasgos que llevaron a Fallon a esa conclusión son: una baja actividad en ciertas áreas de los lóbulos temporal y frontal, relacionados con la empatía, los valores morales y el autocontrol.

Según Abc.es, luego del descubrimiento, el científico se sometió a varias pruebas genéticas para reconfirmar lo visto. Si bien las personas psicópatas presentan comportamientos violentos y hasta mortales, Fallon se considera a sí mismo como un “psicópata prosocial”; es decir, un tipo de psicópata “bueno” que, a pesar de no sentir empatía, es capaz de seguir las normas sociales e incluso tener éxito en sus relaciones sociales.

Pero, ¿cómo explicar que alguien con un cerebro de psicópata no sea violento, sino estable, y que además triunfe como científico? James Fallon explica que el diagnóstico a menudo es difuso: algunos psicópatas no matan, simplemente tienen comportamientos psicopáticos, publica El Huffington Post.

Cuando aquella tarde Fallon comparó las tomografías vio en su cerebro que “exactamente las mismas áreas del cerebro estaban completamente apagadas, como en los peores casos que había visto y eso primero me causó risa”, dijo a BBC Mundo. “Tienes que ver esto”, cuenta Fallon que le dijo a su esposa. “Es el mismo patrón que el de un psicópata, y ella me contestó `no me sorprende`”, relata risueño el investigador.

Sin embargo a Fallon no se lo puede considerar un angelito. “Tengo un espíritu de competición odioso. No dejo ganar ni a mis nietos. Soy un tipo imbécil con manías insoportables para la gente”.

Una infancia infeliz.

¿Cómo conseguiría atenuar su comportamiento psicopático y no los otros? Es ahí cuando el investigador hace referencia a su entorno, especialmente familiar. “Me querían, y me sentía protegido”, explica. “Desde que descubrí todo esto, me he esforzado por intentar cambiar mi comportamiento. De forma consciente, he hecho cosas que se consideran buenas acciones, y he pensado más en los sentimientos de los demás”, confiesa el investigador.

Ahora él mismo admite que algo sospechaba porque, por ejemplo, le encantaba manipular a la gente y entre sus antepasados hay nada menos que siete asesinos, como la célebre Lizzie Borden, acusada del asesinato a hachazos de su padre y de su suegra en 1892, según publica El Huffington Post.

“Yo no maté a nadie, ni violé, ni hice nada parecido”, dice el investigador, que es padre de tres hijos. Sin embargo, no sólo su cerebro se parece al de un asesino psicópata, también sus genes. Fallon se sometió a varias pruebas genéticas, y advirtió la presencia de todos los alelos -o formas alternativas que puede tener un gen- coincidentes con un alto riesgo para la agresión, la violencia y la baja empatía, del tipo de las variaciones del gen MAO-A, que ha sido vinculado al comportamiento agresivo, según publica BBC Mundo.

“Así que yo tengo los dos marcadores biológicos principales (de un psicópata)”, dice. ¿Entonces qué había impedido que en su caso se desarrollara un comportamiento violento?

“No puedes decir solamente a partir de un escáner o de la genética si alguien es asesino o psicópata, pero puedes ver que tiene la tendencia a ciertos rasgos que coinciden con eso”, explica Fallon.

“La biología no es una sentencia de muerte, pero puede dar un potencial alto para estas cosas. Los genes cargan el arma y hacen que alguien sea vulnerable para convertirse en un psicópata”, concluye el investigador, según BBC Mundo. Y en su caso, parece, gracias a una infancia feliz rodeada de cariño, el arma no llegó a dispararse.

Link: http://www.elpais.com.uy/vida-actual/cientifico-descubre-que-psicopata.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: