Alfred Binet hizo una de las más importantes contribuciones del siglo XX

Mañana se cumplen 100 años de la muerte del psicólogo francés Alfred Binet, creador del cociente de inteligencia (CI), personaje destacado en la historia de la psicología diferencial y la psicometría.

En colaboración con Théodore Simon, este investigador diseñó el ‘test’ de predicción del rendimiento escolar, que fue base para el desarrollo de las sucesivas pruebas de inteligencia.

Alfred Binet nació el 8 de julio de 1857 en Niza, como el único hijo de un médico y una artista. Tiempo después sus padres se separaron y el joven Binet se mudó con su madre a París.

Tras finalizar sus estudios secundarios en el Liceo Louis-le-Grand de París, inició sus estudios en Derecho y obtuvo su título en 1878.

Para 1884, Alfred Binet se casó con la hija del embriólogo Balbiani e inició sus estudios de Ciencias Naturales en La Sorbona, bajo la dirección de su suegro. Pasó el tiempo y, la educación formal que recibía no le era suficiente ni muy interesante, por lo que acudió a la Biblioteca Nacional de París para formarse por su cuenta.

Allí comenzó a leer artículos y obras sobre la psicología y pronto quedó fascinado por los textos y los autores, cuyá teoría sobre la inteligencia permitía explicar las leyes del asociacionismo.

Tras años de formación formal y autodidacta, es presentado a Charles Fere, quien le conduce al entonces director del laboratorio neurológico del Hospital de la Pitié-Salpetriére de París, Jean-Martin Charcot, que pasa a ser su mentor.

Así es como obtiene su primer trabajo remunerado como investigador en la clínica. Para entonces Charcot estaba investigando sobre la hipnosis, tema que tuvo gran influencia sobre Binet, que llego a publicar cuatro artículos sobre su trabajo en este campo.

Alfred Binet y su colaborador Fere identificaron un fenómeno al que denominaron ‘transferencia’ y la ‘polarización perceptiva y emocional’.

Desafortunadamente, las conclusiones obtenidas en sus investigaciones con Fere y Charcot no pasaron el escrutinio profesional.

Durante los casi siete años que trabajó allí, Binet aceptó y obedeció todos los dictados de Charcot, aprendiendo así a proceder en las investigaciones guiado por el método científico y a desarrollar una visión crítica de los hallazgos obtenidos en las pruebas, compensando de esta manera las creencias de su formación autodidacta.

Su interés en la hipnosis disminuyó después de su intento fallido por lograr la aceptación de la comunidad científica, pero el nacimiento de sus hijas Madeleine, en 1885, y Alice en 1887, le proporcionaron un nuevo tema de estudio, girando sus intereses en torno al desarrollo cognitivo.

Para 1890, conoce a Henri Beaunis, que había creado un laboratorio de psicofisiología en 1889, y del que era director, éste le ofreció a Binet el puesto de investigador y director asociado del Laboratorio Experimental de Psicología de La Sorbona, lo que le permitió comenzar sus investigaciones sobre la relación entre el desarrollo físico e intelectual.

Se dice que Théodore Simon, psiquiatra interno en la colonia de Perray-Vaucluse, quedó fascinado por los trabajos de Binet, con quien estableció contacto hasta 1892, para poder entablar charlas con respecto a sus estudios con los niños ‘anormales’ de los que se encargaba.

Binet accede a dirigir la tesis doctoral de Simon en el tema, quien la consigue hasta 1900, siendo este hecho el comienzo de su larga y fructífera relación.

Pero años antes, en 1894, Binet funda junto con Beaunis la revista anual francesa sobre psicología ‘L’Annee Psychologique’, ocupando el cargo de director y editor, más tarde asciende a director del laboratorio en sustitución de Beaunis, cargo que desempeñó hasta su muerte.

Este científico creó y publicó su escala, se dice, con la esperanza de que se utilizara para mejorar la educación de los niños, aunque temía que se empleara para etiquetarlos y en consecuencia se limitaran sus oportunidades.

A pesar de todo, el uso del ‘test’ de inteligencia que inventó, se ha convertido en una importante herramienta en el campo de la educación y, en la actualidad, su función es, en esencia, la que Binet pretendió desde un inicio para ayudar a niños que necesiten educación especial.

El 18 de octubre de 1911, el psicólogo francés Alfred Binet murió en París, debido a una congestión cerebral.

Seis años después la Société Libre pour l’Etude Psychologique de l’Enfant, a la que este investigador había pertenecido en vida, cambió su nombre a La Société Alfred Binet, en honor al psicólogo.

Y en 1984, la revista Science declaró que la escala Binet-Simon, pertenece a las invenciones más significativas del siglo XX.

Link: http://www.informador.com.mx/tecnologia/2011/330271/6/hizo-alfred-binet-de-las-mas-importantes-contribuciones-del-siglo-xx.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

octubre 2011
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
A %d blogueros les gusta esto: