Asesinos en Serie: H.H. Holmes

Los asesinos en serie siempre han fascinado y horrorizado (a la misma vez) a la mayoría de los seres humanos. Jamas podríamos imaginarnos como es posible que pueda existir gente tan mala en el mundo, ya que estos criminales no asesinan por dinero o necesidad…lo hacen por el placer de quitarles la vida a sus inocentes víctimas. El día de hoy les voy a platicar la historia de uno de los primeros matones (documentados) en serie de los Estados Unidos; me refiero en esta ocasión a H. H. Holmes. Este hombre y su castillo de la muerte se volvieron infames durante las ultimas décadas de los 1800s. Así que respira hondo y vamos a conocer a este horrible fulano.

Su verdadero nombre fue Henry Webster Mudgett, pero su alias mas conocido, y el nombre con el que se volvió famoso fue Dr. Henry Howard Holmes. Sus crímenes fueron legendarios en el área de Chicago, allá por el año de 1893, en pleno apogeo de la Feria Mundial. Fue ahí donde este monstruo compro, abrió y opero un hotel, que se convertiría en una verdadera prisión del terror para todas sus víctimas. Este caso fue tan notorio, que ocupo la primera plana de todos los periódicos mas importantes de esos tiempos, convirtiendo a Holmes en uno de los primeros asesinos en serie famosos.

El verdadero Triple H Holmes siempre tuvo serios problemas mentales, pero superficialmente se convirtió en un hombre bastante adaptado de manera social; tenia un verbo tremendo, cosa que lo hacía irresistible para todas las mujeres. Durante su vida tuvo bastantes parejas, y se casó dos veces, teniendo dos hijos con sus esposas (con las que estuvo casado al mismo tiempo.) Holmes estudió medicina, pero dejó la escuela para convertirse en un estafador, ya que le gustaba el dinero fácil y no tenia consciencia alguna.

Reporte de Holmes del año del caldo Fue en el verano de 1886 que este cabrón conoció a un par de viejitos dueños de una botica. El anciano tenia cáncer, así que su esposa se encargaba del changarro. Holmes compró el negocio, con la condición de que cuando el viejo muriese, su esposa podía seguir viviendo en el departamento que estaba sobre la farmacia…pero al poco tiempo, la señora desapareció sin dejar rastro, convirtiendo al matón en único dueño del exitoso negocio, que le trajo bastante dinero…así que puso su plan maestro en marcha.

El castillo en sus buenos…o malos…tiempos Henry compró un terreno gigante (toda una cuadra) que se encontraba cruzando la calle de su changarro. Pronto comenzó la construcción de un inmueble inmenso, un hotel al que la gente denominada como ‘castillo’, que ocupaba la cuadra completa y tenia tres pisos de alto. El primero estaba destinado para negocios, y Holmes mudó su farmacia a su nuevo local; pero las partes de arriba? Eran una pesadilla para cualquier persona normal. Las áreas superiores eran laberintos de cuartos sin paredes, cámaras de tortura, a prueba de sonido…y si, uno que otro cuarto común.

Otra foto del lugar ese El asesino uso su hotel como una casa del terror, matando a numerosas mujeres jóvenes, empleadas y huéspedes, a los que después robaba. Los cuartos tenían tuberías de gas que este maniaco usaba para ahogar y sofocar a sus víctimas. Holmes se deshacía de los cuerpos quemándolos o disolviéndolos en ácido, pero en ocasiones les quitaba la piel y vendía los huesos a escuelas medicas. Su local contenía grandes hornos, albercas de ácido y varios instrumentos de tortura con los que cometía sus terribles crímenes.

Un diagrama del hotel, mostrando todo el pedo de la construccion Pero como todos los locos, metió la pata, ya que quiso estafar a un estafador, y este lo echo de cabeza con las autoridades, quienes persiguieron al Doctor por todo el país, hasta que lo encontraron en Texas. Lo curioso fue que lo detuvieron por robo de un caballo…pero todo es cambio cuando por fin investigaron sus propiedades y encontraron los restos de mas de 27 personas…aunque se sospecha que Holmes fue responsable de mas de 250 muertes, pero los restos no se encontraron, ya que muchas veces los quemaba o usaba sus tinas de ácido para desaparecer la evidencia. esto es lo que ahora ocupa el lugar donde estuvo el local de Holmes Holmes fue juzgado y ahorcado, tardo 20 minutos en morir, puesto que su cuello no se rompió en la horca.

El castillo fue consumido por un misterioso fuego que nadie sabe por donde empezó ni quien lo propago. Holmes se transformó en una leyenda entre los asesinos seriales, y el predio donde algún día estuvo su Castillo de la Muerte, hoy es una oficina del correo de los Estados Unidos que, según cuentan, esta embrujada.

Link: http://pajaromalo.com/?p=6951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

julio 2011
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: