Once turistas entre los 14 muertos del atentado en Marraquech

Una fuerte explosión en el Café Argana de la famosa Plaza de Jemaa El Fna de Marraquech ha provocado la muerte de al menos 14 personas, once de ellas extranjeras, y 23 han resultado heridas, según el último balance facilitado por el ministro del Interior marroquí, Taieb Cherkaui. Todavía no hay una versión oficial de lo ocurrido pero, según France Presse, el atentado sería obra de un kamikaze que habría pedido un zumo de naranja, entrado en el conocido café y provocado una “terrible explosión”.

Fuentes oficiales hablan únicamente de “acto terrorista” y “ataque bomba”. Según el Gobierno francés, hay seis galos entre los fallecidos y también hablan de un británico. Por ahora, el Ministerio de Exteriores no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas.

 “Un hombre ha pedido un zumo de naranja, ha entrado al café y a los pocos minutos se ha escuchado la explosión”, confirmaban a Afp testigos del atentado, pero sigue sin conocerse la versión oficial. Al principio, se pensó que podía tratarse de una explosión de gas, aunque a las pocas horas de la deflagración, el ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo marroquí, Jalid Naciri, ha confirmado que era “acto criminal organizado”, un “atentado terrorista”.

“Se trata de un acto criminal porque hemos encontrado en el lugar de los hechos objetos extraños”. Las autoridades marroquíes no descartan que la cifra de muertos pueda aumentar porque de la veintena de heridos, cinco están en estado muy grave. Se trata del mayor atentado desde el que se produjo en la Casa de España de Casablanca, en mayo de 2003, donde murieron 45 personas.

Equipos de Protección Civil y de la Policía se han desplazado hasta la plaza para evacuar a los ya más de 20 heridos y acordonar la zona, según ha contado a ELMUNDO.es Omar Arbib, de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos en la ciudad de Marraquech (Amdh), que se ha desplazado hasta el lugar de los hechos.

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha dado instrucciones a los ministros de Interior, Taib Cherkaui, y de Justicia, Mohamed Naciri, para determinar con “toda celeridad y transparencia” las causas del atentado. Durante un Consejo de ministros celebrado en la localidad de Fez, el monarca ha instado también a “informar a la opinión pública de las conclusiones de las investigaciones”, según un comunicado del Gabinete Real difundido por la agencia oficial de noticias MAP.

Link: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/28/internacional/1303989914.html

“El objetivo del atentado es claro: parar el proceso democrático”

NAIARA GALARRAGA – Madrid – 28/04/2011

El escritor Juan Goytisolo (Barcelona, 1931) estaba trabajando esta mañana en su casa de Marraquech cuando oyó un gran estruendo. “Escuché una explosión muy fuerte y pensé que se había caído un avión cerca” de la ciudad, ha explicado por teléfono unas horas después de la explosión. Luego supo que era un atentado. Cree que el ataque fue perpetrado por “grupos extremistas a los que no les interesa nada el cambio democrático”, la ola de revoluciones que recorre el mundo árabe. En su opinión, “el objetivo del atentado es claro: parar el proceso democrático”. Desde el pasado febrero, jóvenes y opositores marroquíes demandan cambios pacíficamente en la calle.

Goytisolo ha relatado que, al oír la explosión, envió inmediatamente a alguien a la calle a recabar información. “Volvió a la media hora y me dijo que había habido una explosión de bombonas de gas en el café Argana”. Eran las primeras hipótesis. El novelista tardó poco en acercarse en persona al lugar del suceso, situado a unos 200 metros en línea recta de su hogar, pero al que debe llegar callejeando por la medina. “Al cabo de media hora fui a la plaza. La gente del zoco, casi todos conocidos míos, decía que había explotado algo, una bombona de gas, una bomba…”. La situación todavía era muy confusa.

Goytisolo, afincado en Marraquech desde 1997 aunque desde mucho antes ha pasado largas temporadas en la ciudad imperial, no pudo llegar hasta el café Argana porque un cordón policial se lo impidió. “Vi la terraza de la primera planta completamente destruida y deduje que [la causa] era una bomba”, ha explicado. La zona estaba llena de ambulancias y policías.

El escritor ha precisado que la plaza estaba repleta de gente: “Había muchos turistas mirando, muchos europeos sacando fotos con sus móviles”. Para cuando regresó a su casa, las autoridades marroquíes ya habían difundido el comunicado oficial en el que se calificaba la explosión de de “acto criminal”.

El autor de Las semanas del jardín, que acaba de regresar de un periplo que ha incluido Egipto y Cisjordania, cree que el atentado es obra de extremistas religiosos opuestos al movimiento popular prodemocracia que surgió a finales del año pasado en Túnez, se contagió a Egipto y avanza a trompicones en Yemen, Siria o Libia. El premio Nacional de las Letras en 2008 apunta a grupos como “los salafistas, Al Qaeda, Al Qaeda en el Magreb…”.

Goytisolo ha recalcado que este atentado “introduce un elemento de violencia en la ecuación”. Las protestas populares en Marruecos han sido relativamente pacíficas en comparación con otros países de la región. “El 24 de abril [la hasta ahora última de las movilizaciones] la protesta fue pacífica, la gente pedía la reforma de la Constitución, una Constitución democrática, una monarquía constitucional”, ha recordado, para subrayar que las marchas transcurrieron “sin provocación ni incidentes”. Está convencido de que este atentado influirá en las movilizaciones prodemocracia, incluida la más inminente, convocada para este domingo, 1 de mayo.

El lugar elegido, un café frecuentado por turistas en Yemaa el Efna, pretendía multiplicar el efecto mediático del ataque,ha argumentado Goytisolo, porque “si hay algo de Marraquech que se conoce fuera de Marruecos es esa plaza”. Un lugar que, como recuerda el escritor, fue declarado “patrimonio oral e inmaterial de la humanidad” por la Unesco. Es decir, que el patrimonio protegido “no son los edificios que rodean a la plaza, sino lo que en ella ocurre, los cantantes, los actores…”.

Pese a que lugareños y foráneos quedaron “impresionados por la brutalidad del atentado” no hubo, ha contado este gran conocedor de Marruecos, “ni desórdenes ni pánico”. Poco después volvió una cierta normalidad. Los cafés se llenaron, en el zoco los dueños de las tiendas se colocaron en las puertas. “Todos volvieron a sus puestos”, ha detallado. El español más conocido de Marraquech teme que, junto a las otras consecuencias, el atentado perjudique a la industria local del turismo, de la que viven buena parte de sus vecinos.

Link: http://www.elpais.com/articulo/internacional/objetivo/atentado/claro/parar/proceso/democratico/elpepuint/20110428elpepuint_14/Tes?print=1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

abril 2011
L M X J V S D
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
A %d blogueros les gusta esto: