Buena memoria, mayor creatividad

    Disponer de una buena memoria mejora la capacidad de generar ideas originales, de acuerdo a dos estudios presentados ante la Asociación Americana de Psicología. Una buena retentiva también ayuda a algunas personas a ser más productivas y, a la vez, más capaces de imaginar cómo será el porvenir.

    Habitualmente, se afirma que la creatividad es hija de la experimentación, del talento y de la espontaneidad. Para ser una persona creativa también hace falta, según los expertos, una buena dosis de osadía, de innovación y de apertura mental.

    Otros, como el famoso pintor español Pablo Picasso, quien afirmó que “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”, asocian los hechos creativos con el tesón y el esfuerzo. Incluso hace poco la ciencia ha descubierto una inquietante relación entre las dotes creativas y algunas anomalías cerebrales características de la locura y la enajenación.

    Los sueños y la memoria

    Pero lo que resulta más novedoso, es que disfrutar de una buena memoria pueda favorecer la creatividad y la productividad, como demuestran dos investigaciones científicas de universidades estadounidenses presentadas durante la Convención anual de la Asociación Americana de Psicología (APA, según sus siglas en inglés), celebrada en la ciudad de San Diego (EE.UU.).

    Algunos estados del sueño, en concreto la fase REM o de “movimiento ocular rápido”, durante la cual los sueños son más realistas, pueden resultar decisivos para la capacidad de la memoria de las personas, de acuerdo a un estudio de la Universidad de California, dirigido por Sara C. Mednick.

    Para llegar a esta conclusión, la investigadora empleó una prueba de creatividad denominada Test de Asociaciones Remotas, en el que se les mostraron a dos grupos de participantes diferentes series de palabras y se les pidió que las asociaran con otras.

    Uno de los grupos fue examinado después de que realizara una siesta con sueño REM, y el otro, después de un breve descanso sin fase REM. Ambos recibieron la misma serie de vocablos, pero el que pasó por la etapa REM mejoró en casi en un 40 por ciento sus resultados de retentiva.

    Según Mednick, la formación de asociaciones mentales a partir de una información previa sin aparente relación, la cual conduce a resolver los problemas de forma creativa, la facilitan los cambios que ocurren en el sistema neurotransmisor del cerebro durante la fase REM. Esta fase es muy importante para unir toda la información que se procesa durante el día y transformarla en recuerdos que pueden recuperarse más tarde.

    Recuerdos para el futuro

    Otro trabajo, de la Universidad de Harvard, dirigido por Daniel L. Schater, ha demostrado que los recuerdos de las personas pueden ayudarles a imaginar su propio futuro.

    El investigador analizó imágenes cerebrales que sugieren que la capacidad de recordar los hechos que han ocurrido puede ser clave para la capacidad de conjeturar sucesos que todavía no han tenido lugar.

    Según el estudio de Schacter, algunas regiones cerebrales que han sido relacionadas con la memoria, como el lóbulo medio temporal, se activan de la misma forma cuando una persona se está imaginando su porvenir.

    Ello se debe, en opinión del investigador de Harvard, a que los recuerdos de los hechos acaecidos apoyan la formación en la mente de imágenes futuras, al tomar y recombinar la información almacenada hasta transformarla en un evento imaginado.

    Al parecer, la creatividad no sólo está relacionada con los recuerdos y el sueño, sino además con determinadas emociones.

    A más enfado, más originalidad

    Según un estudio de la Universidad de Amsterdam, en algunas personas, los enfados ajenos pueden estimular la creatividad.

    Para el psicólogo Gerben Van Kleef, de la Universidad holandesa, las personas con un alto grado de “motivación epistémica” (ganas de adquirir nuevos conocimientos) generan más ideas, son más originales, tienen más amplitud de miras y se implican más en el desarrollo de la empresa cuando enfrentan una cadena de hechos negativa, como la ?bronca? de un superior.

    De acuerdo a este experto, la clave de este fenómeno radica en “la capacidad de pensar en las emociones de los demás de una manera racional”; es decir, en no interpretar una bronca como un ataque personal, sino como el reflejo de que hay que mejorar el propio rendimiento.

    No obstante, el enfado puede ser motivador sólo para cierto tipo de individuos y bajo las circunstancias adecuadas, ya que -explica Van Kleef- “es difícil trabajar cuando existe mucho estrés. Se tienen que cumplir plazos de entrega muy ajustados o hay mucho ruido en el ambiente”, aunque “el enojo funciona positivamente cuando la gente está en un ambiente relajado, porque les dice que tienen que trabajar más duro”.

    Link: http://www2.esmas.com/mujer/dietas-y-ejercicios/psicologia/273231/buena-memoria-mayor-creatividad-recuerdos-suenos-ideas-estudios-imaginar-futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: