Experto en duelo explica en un libro las claves para superar una pérdida

 El ‘counseling’ o ‘asesoramiento psicológico’ es una terapia procedente de la Psicología Humanística que explica cómo enfrentar la pérdida de un ser querido y la mejor manera de ayudar a quienes la sufren. Se trata de un método muy conocido en los países anglosajones y que practican desde 1997 en España los expertos José Carlos Bermejo y Consuelo Santamaría, que ahora explican sus claves en el libro ‘El Duelo’, lanzado por la editorial La Esfera de los Libros.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) El ‘counseling’ o ‘asesoramiento psicológico’ es una terapia procedente de la Psicología Humanística que explica cómo enfrentar la pérdida de un ser querido y la mejor manera de ayudar a quienes la sufren. Se trata de un método muy conocido en los países anglosajones y que practican desde 1997 en España los expertos José Carlos Bermejo y Consuelo Santamaría, que ahora explican sus claves en el libro ‘El Duelo’, lanzado por la editorial La Esfera de los Libros.

Según ha explicado a Europa Press Bermejo, director general del Centro de Humanización de la Salud San Camilo de Tres Cantos (Madrid), en la sociedad actual la mayoría de las personas “interiorizan el duelo, se lo llevan a casa”, ya que se han desaparecido los métodos que empleaban antes para “socializar” este dolor. “Paradogicamente, en la sociedad actual ha aumentado la solidaridad con la persona que tiene un duelo en el primer instante de la pérdida.

Cada vez va más gente a los entierros”, dice Bermejo, master en Bioética, en gestión de centros sanitarios y responsable del master en ‘counseling’ que se imparte en Madrid y en la Universitat Ramón Llull, de Barcelona. “Sin embargo, han disminuido las estrategias con las que se contaba antes para acompañarnos los unos a los otros durante los meses posteriores a una muerte y que estaban relacionadas con costumbres religiosas, como las misas para recordar a los difuntos, las reuniones periódicas o el rezo de rosarios”, añade. Como ejemplo de la “socialización del duelo” que practicaban nuestros abuelos, Bermejo habla de las campanas. “Antes, cuando moría una persona, sonaban las campanas de un modo particular, con un código preciso que informaba a la comunidad de que alguien había fallecido”, señala. “La desaparición de estas costumbres, sobre todo en las ciudades, ha provocado que el duelo sea cada vez una vivencia más íntima”, apunta este experto, para quien vivir en soledad un duelo, no expresar los sentimientos que genera, hace más difícil superar el trance y asimilar que “no nos estamos volviendo locos”. “Socializando el duelo se descubre que lo que pasa por la cabeza y el corazón de la persona que ha perdido a un ser querido es normal, que no necesariamente se está uno volviendo loco por lo que sueña, piensa o siente”, asevera.

LA NUEVA FORMA DE “SOCIALIZAR EL DUELO” Como alternativa a los métodos tradicionales para socializar el duelo nace el ‘counseling’, una terapia que ayuda a los afectados a superar estas pérdidas y enseña a familiares, amigos y profesionales sanitarios cómo acompañarles. La terapia se basa en ofrecer una escucha profesional, tanto a nivel individual como en grupos de ayuda mutua, al paciente durante el tiempo que la necesite. Bermejo y Santamaría, miembro del equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica de la Comunidad de Madrid, llevan casi 14 años practicando esta técnica y ofreciéndola de forma gratuita, gracias a un equipo de voluntarios especializados, en el Centro de Humanización de la Salud de Tres Cantos. Siguiendo su ejemplo han nacido otras instalaciones similares en Zamora, Valladolid, Palma de Mallorca y también en Ciudad Real, Sevilla y Barcelona, además de cinco centros en Latinoamérica. “Aunque prestan asistencia a mucha gente, siguen siendo insuficientes”, reconoce Bermejo. Ahora desvelan los secretos de esta terapia en el libro ‘Duelo’, una obra que explica cómo “elaborar el dolor”, es decir, cómo sacar adelante las cuatro tareas que ayudan a superar un duelo: aceptar la pérdida, expresar los sentimientos que nos produce, aprender a vivir sin el ser querido e iniciar nuevas relaciones. “No se trata de aprender a olvidar, sino de aprender a recordar, a ir dándose permisos para sonreir, salir y disfrutar de nuevas relaciones, que no sustituirán a la que teníamos con la persona que se ha ido, pero que permiten seguir sacando el gusto a la vida sin esa persona”, explica Bermejo, recordando que el duelo es “el precio que pagamos por amar o apegarnos a personas de manera significativa”.

Link: http://www.eldigitaldemadrid.es/ep/general/SOCIEDAD/20110327191401

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: