¿Realmente los escándalos políticos nos distraen de los temas importantes?

En los últimos años han sido muy variados los escándalos políticos; cotilleos sobre posibles relaciones extramatrimoniales e infidelidades llenan las páginas de los diarios. En Italia los escándalos políticos son algo muy común, prácticamente el pan nuestro de cada día. Algunas personas presuponen que detrás de estos escándalos se puede atisbar el deseo de algunos políticos de esconder asuntos más graves. Así, es normal que surja una pregunta: ¿estos escándalos realmente distraen nuestra atención de otros temas más importantes?
Esta misma pregunta se la ha planteado Beth Miller, investigadora de la Universidad de Missouri-Kansas. Para dar respuesta a esta cuestión Miller le presentó a un total de 413 estudiantes, cada dos días, un diario que contenía información sobre la posición política de un candidato a la alcaldía de la ciudad. En los 14 días posteriores se evaluó el recuerdo de los estudiantes en relación con la posición política del candidato.
Pero esta prueba contenía una pequeña diferencia: a la mitad de los participantes se les mostró en cuatro de los cinco diarios, informaciones extras relacionadas con un escándalo en el cual estaba involucrado el candidato, específicamente una infidelidad conyugal.
Teóricamente, podría presuponerse que las informaciones sobre los escándalos sexuales distrae la atención de temas más serios como las posiciones políticas ya que nuestra memoria suele ser particularmente buena para guardar informaciones negativas.
Otros teóricos afirman que debido al carácter asociativo de la memoria, la existencia de un escándalo (hecho memorable) puede hacernos recordar con mayor facilidad las posiciones políticas de los candidatos (hecho menos memorable).
Pero… ¿cuál de estas dos hipótesis se verifica en la práctica?
Miller halló que cuando las personas leían informaciones relacionadas con un escándalo, eran capaces de retener en la memoria una mayor cantidad de datos relativos a las posiciones políticas del candidato. Así, realmente las informaciones sobre escándalos no solo hacen más memorable a los candidatos o presidentes sino que también (debido a nuestra memoria asociativa), hace más memorables sus errores o posiciones políticas.
Por supuesto, estas investigaciones se basan en la idea de que los medios de comunicación informan tanto de las cuestiones sociales y los cotilleos como de los asuntos más serios. Desgraciadamente sabemos que no siempre sucede así y muchos espacios informativos se dedican sólo a transmitir noticias sensacionalistas. En estos casos, los escándalos si actuarían como una droga que nos aísla del mundo.
Fuente:
Miller, B. (2010) The Effects of Scandalous Information on Recall of Policy-Related Information. Political Psychology; 31 (6): 887-914.
http://rincon-psicologia.blogspot.com/2011/03/los-escandalos-politicos-realmente-nos.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: