Artículo: “Interrogantes sobre la aplicación práctica de la regulación antiterrorista en materia de activismo yihadista en internet.”

Interesante artículo sobre terrorismo y legalidad en internet por parte de la abogada María Ponte en GESYP

Si un individuo crea una página web con contenido netamente yihadista ¿podrá ser juzgado como enaltecedor del terrorismo o se encontrará amparado por la libertad de expresión? ¿Tiene alguna tipificación penal promover a través de internet una interpretación de la Sharia que niegue las instituciones del Estado (policía, etc)? ¿Podría considerarse subversión del orden constitucional crear un Consejo para la Sharia que, según dicha interpretación, persiga una “purificación islámica”? Hay que delimitar que es lo que entendemos por “Contenido yihadista”: .- La mera exposición o apoyo a sistemas políticos diferentes del nuestro (independientemente de la forma de gobierno que se proponga) no suponen una apología del terrorismo, ni siquiera “subvertir el orden constitucional”. Así lo establecen innumerables sentencias de la Audiencia Nacional. No se castiga la divergencia ideológica; se castiga la justificación PUBLICA de medios violentos, mediante la comisión de delitos de terrorismo, para conseguir ese fin, ese cambio de gobierno. Por tanto, desde este punto de vista la reforma no va a suponer una ampliación del tipo del art. 578, dado que, conforme predica la jurisprudencia, y en aplicación de los artículos 16 y 20 de la CE, debe interpretarse restrictivamente. Es decir, este tipo de conductas NO suponen un enaltecimiento o justificación de actos terroristas o de personas terroristas. Cabe hacer dos precisiones al respecto: a) Si entendemos por “contenido yihadista” la distribución y difusión pública por cualquier medio de mensajes o consignas dirigidas a PROVOCAR, ALENTAR O FAVORECER la comisión de atentados, o que generen o aumenten el riesgo de cometerlos, entonces SÍ podremos aplicar el art. 579. No obstante, el referido artículo en su dicción literal está exigiendo el favorecimiento de la comisión de un delito, no castigando la propagación de otro sistema político diferente, respete o no las libertades individuales. b) Si entendemos el concepto de “difundir “contenidos yihadistas” como captación o adoctrinamiento, podría considerarse esta difusión de contenidos yihadistas como un delito de colaboración previsto en el art. 576, en su nueva redacción. Pero se exigiría que esta difusión de idearios yihadistas esté dirigida a la incorporación de otros a esa organización, o a la perpetración de delitos. c) Como conclusión podemos establecer que: – No se castiga la difusión de un ideario político diferente al nuestro. – Se castiga la justificación o enaltecimiento de PERSONAS TERRORISTAS o ACTOS TERRORISTAS, en el art. 578.

En otras palabras, la apología implica representar como modelo de conducta comportamientos delictivos. – Se castiga, asimismo, cualquier mensaje destinado a provocar, alentar o favorecer la comisión de atentados (independientemente de que el emisor o el receptor esté integrado o no en organización terrorista) en el art. 579. – Se castiga también el adoctrinamiento, captación, adiestramiento y formación, en tanto en cuanto ese mensaje difundido tenga como finalidad que el receptor del mismo se integre en una organización o perpetre cualquier delito de terrorismo, como forma de colaboración, en el art. 576. Si una persona participa activamente en un foro yihadista, emite amenazas, postea fotografías de posibles objetivos (sacadas de Google, de fácil acceso para quien las buscase) ¿qué tipo infringe, si es que infringe alguno? ¿Habría que demostrar que ese foro es eficaz para la comisión de atentados? Si el foro es de un nivel contrastado internacionalmente, ¿ese forero, muy activo, pertenece a una organización o grupo terrorista, toda vez que el foro tiene como finalidad la difusión del mensaje terrorista y la captación? Como hemos explicado antes, hay que ser cuidadoso con el término “yihadista”. La participación activa en foros cuyos contenidos políticos propugnen una forma de gobierno diferente a la democracia no es constitutiva de delito, sino ejercicio de la libertad de expresión y de opinión, amén de la libertad ideológica. Pero en cuanto ese término “yihadista” lo asociemos a la difusión de mensajes que impliquen la perpetración de actos terroristas, esto es, que se difunda la idea de utilizar medios violentos o la comisión de delitos para conseguir instaurar este sistema político “diferente” entonces sí deberá aplicarse el Código Penal.

Leer más: http://wdb.ugr.es/~gesyp/regulacion-antiterrorista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

diciembre 2010
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
A %d blogueros les gusta esto: