Artículo: “¿Por qué asesinaron a Kennedy?

La propia primera dama, Jacqueline Lee Bouvier Kennedy, fue el primer testigo presencial desautorizado por la versión oficial del asesinato de su esposo el presidente Kennedy. Jackie, como era popularmente conocida, estaba sentada al lado de su marido cuando éste recibió el disparo en la cabeza que le mató. La señora Kennedy testificó ante la Comisión Warren y declaró “haber visto cómo saltaban trozos de la cabeza de su esposo”.

Sin embargo, la CW determinó que la posición de la primera dama en la limusina “no le permitía ver la cabeza de su marido al menos hasta un segundo después de que recibiera el disparo”. Aquel fatídico día, en cuestión de segundos, Jackie se subió a la parte trasera del vehículo presidencial aterrorizada: ¡temiendo que también fuesen a asesinarla a ella! La primera dama, mejor que nadie, fue testigo de cómo su marido recibía el impacto frontalmente y de cómo estallaba su cráneo, salpicándola con restos de hueso y masa encefálica.

El 20 de octubre de 1968, Jacqueline Bouvier Kennedy se casó con el armador griego Aristóteles Onassis. Cuando su cuñado Robert F. Kennedy fue asesinado meses antes, Jacqueline se sintió también en peligro y se convenció de que los Kennedy sufrían una persecución y que tanto ella como sus hijos “corrían peligro” y que debían abandonar los Estados Unidos. El matrimonio con Onassis cobraba sentido: él tenía el dinero y el poder suficientes para brindarle la “protección” que ella buscaba.

Hasta el final de sus días, Jackie Kennedy vivió obsesionada con la idea de que su vida corría peligro. En 1994 se le diagnosticó un linfoma, un tipo de cáncer que estaba en estado muy avanzado. Murió en su apartamento de la Quinta Avenida de la ciudad de Nueva York el 19 de mayo de ese mismo año. Su funeral, aunque tenía carácter privado, adquirió dimensiones de auténtico funeral de Estado, fue televisado a todo el país y asistió el entonces presidente de los EEUU, Bill Clinton.

Jacqueline Bouvier Kennedy se había ganado un lugar en el corazón de los norteamericanos y su templanza en los momentos posteriores al asesinato de su marido hizo que se ganara también la admiración del mundo entero. Presidió el funeral por el presidente, llevando a sus dos hijos de la mano, caminando detrás del féretro desde la Casa Blanca hasta la catedral de Saint Matthew, en la que se celebró un funeral multitudinario. Jackie fue la encargada de encender la llama eterna en la tumba de su esposo en el cementerio de Arlington, donde finalmente reposan también sus restos, junto al que fue su primer marido, el presidente John Fitzgerald Kennedy.

Leer más: http://www.alertadigital.com/2010/11/28/¿por-que-asesinaron-a-kennedy-2/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
A %d blogueros les gusta esto: