“Caso abierto” en Praga: Tycho Brahe, astrónomo del siglo XVII posiblemente envenenado.

Hoy en día, con nuestros telescopios de enormes espejos, incluso con satélites que escudriñan los confines del universo visible, nos parece inconcebible que hubiera una época en que la observación del universo sólo se podía llevar a cabo con nuestros propios ojos. Sin embargo, así fue durante la mayor parte de la historia de la humanidad.

Fallecido en misteriosas circunstancias el 24 de octubre de 1601, apenas ocho años antes que Galileo apuntara por primera vez un telescopio al cielo, Tycho Brahe se considera el último gran maestro de la observación astronómica a simple vista.

Hasta el siglo antepasado, la historia oficialmente aceptada achacaba su muerte a una infección de orina, contraída en un banquete. Según palabras de su discípulo Johannes Kepler, Tycho no quiso cometer la descortesía de abandonar el festejo para cuidar de su salud, lo que empeoró su condición hasta causarle la muerte once días más tarde.

En base a esta historia, durante tres siglos se pensó que Brahe había fallecido debido a una piedra en el riñón. No obstante, como conmemoración del tricentenario sus restos fueron exhumados para realizar una autopsia con los medios más avanzados de principios del siglo XX. No se hallaron evidencias de ningún cálculo renal. Desde entonces, se creyó que la causa de la muerte probablemente había sido un cuadro de uremia.

 

No obstante, el misterio no acabó aquí. Recientemente se han hecho más pruebas a las muestras extraídas durante la autopsia en 1901, y se encontraron altas concentraciones de mercurio, lo que da pie a pensar que el genial astrónomo pudo morir envenenado por dicho metal. Una de las hipótesis es que pudo ir absorbiendo mercurio durante largos años mientras practicaba la alquimia.

Sin embargo, los niveles de mercurio encontrados en las muestras de hace 109 parecen ser demasiado altos para un envenenamiento progresivo, por lo que se maneja seriamente la hipótesis que Brahe fue, de hecho,asesinado.

Una de las teorías propone que pudo ser el mismo Kepler que, enfrentado a su maestro, estaba ansioso por tener acceso a la ingente cantidad de datos que Tycho había recopilado durante toda su vida. Otro sospechoso es el rey de Dinamarca Cristián IV, quien pudo ordenar la muerte del astrónomo como represalia por la relación que Tycho había tenido con su madre.

Leer más: http://www.genciencia.com/astronomia/exhumacion-de-tycho-brahe

Leer más: http://www.cienciakanija.com/2010/11/17/exhumado-el-cuerpo-de-tycho-brahe-para-resolver-el-misterio-de-su-muerte/

Biografia: http://www.astrocosmo.cl/biografi/b-t_brahe.htm

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. davidgarriga
    Dic 07, 2010 @ 16:57:19

    Anecdota:

    “No quiero acabar como Tycho Brahe”

    Se acabe demostrando o no su asesinato, seguramente los checos seguirán asociando a Thyco Brahe con las ganas de ir al baño. Esta expresión se utiliza en este país cada vez que uno quiere excusarse para ir al servicio.
    El origen se encuentra en la muerte del célebre astrónomo, que, según la tradición, falleció por una infección de vejiga tras un banquete ofrecido por la corte de Praga. El caballeroso científico habría aguantado hasta el límite con tal de no romper el protocolo, que prohibía levantarse de la mesa antes que el Rey.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
A %d blogueros les gusta esto: