Artículo: “Consecuencias del complot con paquetes explosivos.”

Por: Javier Jordán

Al igual que sucedió con el atentado fallido contra un vuelo de pasajeros que se disponía a aterrizar en Detroit en diciembre de 2009, y con el interés informativo que despertó la publicación del número uno de la revista Inspire en julio de 2010, Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA) se ha hecho de nuevo con un espacio privilegiado en los titulares de los medios de comunicación internacionales. Con una operación de bajo coste y escasos riesgos operativos, AQPA ha conseguido generar inseguridad y alerta a escala global, además de transmitir una imagen de fortaleza que no se corresponde con los efectos físicos reales de sus proyectos terroristas.

Aunque AQPA no ha reconocido todavía el envío de dos paquetes bombas, embarcados respectivamente en vuelos de las compañías UPS y FedEx, hay razones de sobra para pensar que dicha organización se encuentra detrás del complot.

La complejidad del plan terrorista y sofisticación de los explosivos (según las autoridades yemeníes, habría un total de 26 paquetes con explosivos, casi todos retenidos en Yemen, aunque esta información está pendiente de confirmar) supera los medios de una célula independiente y encaja a la perfección con la ambición y el talante innovador de AQPA. Otros ejemplos significativos protagonizados por Al Qaida en la Península Arábiga serían el atentado fallido contra el viceministro de Interior saudí en agosto de 2009, en el que el suicida escondió el explosivo dentro su cuerpo, y el complot mencionado contra el vuelo de Detroit, donde el terrorista también pasó los controles de seguridad. A ello habría que añadir la popularidad y la familiaridad con la web 2.0 del ideólogo radical Anwar Al Awlaki. Todo ello justifica que la CIA considere AQAP como la franquicia regional más peligrosa de Al Qaida en la actualidad.

Pero con este nuevo complot la rama yemení de Al Qaida ha logrado un éxito que va más allá de la atención mediática. Según los expertos británicos que han examinado los explosivos, las bombas estaban diseñadas para estallar en vuelo (un análisis que cada vez más comparten las autoridades estadounidenses). De ese modo el objetivo no habrían sido tanto los centros judíos que aparecían como destinatarios, como la aviación civil y -más en concreto- el sistema de transporte aéreo. Uno de los pilares de la economía global

Se trata por tanto de un complot terrorista fallido pero con consecuencias económicas tangibles y nada desdeñables. De momento ha obligado a la suspensión de todos los vuelos de las compañías FedEx y UPS con Yemen, pero es muy probable que en el corto y medio plazo también entrañe una revisión de los contratos con las compañías de transporte aéreo y una inversión económica adicional en medidas de seguridad que prevengan este tipo de amenaza. Las bombas pasaron inadvertidas a los sistemas de control. Fue gracias a una alerta procedente de los servicios de inteligencia saudíes, que los explosivos fueron descubiertos a tiempo.

Al Qaida en la Península Arábiga ha estado a punto de aprovechar el agujero de seguridad existente para provocar una catástrofe. Pero aunque el complot no ha culminado con éxito completo, sí que ha cosechado un logro parcial en sus consecuencias. La publicidad obtenida y el coste económico que supondrá reducir la vulnerabilidad actual, compensan con creces la inversión realizada por la organización terrorista.

Leer más: http://wdb.ugr.es/~gesyp/complot-aviones-carga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
A %d blogueros les gusta esto: