Como cuesta a veces disculparse… ¿Cuál es la disculpa más efectiva?

Ya sea una persona que se disculpa con su pareja por un comportamiento inadecuado o una gran multinacional que pide disculpas por la polución ambiental; lo cierto es que el mecanismo de base siempre es más o menos el mismo. Sin embargo, la Psicología ha sido poco curiosa en este sentido, centrándose fundamentalmente en si las disculpas son o no dadas.

No obstante, ahora Ryan Fehr y Michele Gelfand, investigadores de la Universidad de Maryland, han coqueteado con la sociología para explorar con mayor profundidad los aspectos psicológicos detrás de una disculpa. Así, han descubierto que existen fundamentalmente tres tipos de disculpas y que su impacto varía en dependencia del carácter de la “víctima”.
Los tres tipos de disculpas serían:
-Compensación: aquellas donde las personas anteponen a su mal comportamiento una forma de remediarlo, como por ejemplo: “siento haber roto tu ventana, pagaré el arreglo”.
-Empáticas: aquellas donde la persona que cometió el error se pone en el lugar del otro haciéndole entender que comprende lo que siente; por ejemplo: “siento mucho haberte herido con lo que dije, comprendo que de ahora en adelante te sea difícil confiar en mi”.
-Reconocimiento de haber violado las normas: en este caso las personas simplemente reconocen que han transgredido determinadas normas (implícitas o explícitas), como por ejemplo: “he roto el juramento hipocrático de no hacer daño”.
Los investigadores consideran que la efectividad de las diferentes formas de pedir disculpas depende de cómo la persona agraviada se ve a sí misma, del concepto que tiene sobre sí. Para probar esta hipótesis los científicos evaluaron el autoconcepto de 175 estudiantes y posteriormente les pidieron que valoraran los diferentes tipos de disculpas.

No obstante, ahora Ryan Fehr y Michele Gelfand, investigadores de la Universidad de Maryland, han coqueteado con la sociología para explorar con mayor profundidad los aspectos psicológicos detrás de una disculpa. Así, han descubierto que existen fundamentalmente tres tipos de disculpas y que su impacto varía en dependencia del carácter de la “víctima”.
Los tres tipos de disculpas serían:
-Compensación: aquellas donde las personas anteponen a su mal comportamiento una forma de remediarlo, como por ejemplo: “siento haber roto tu ventana, pagaré el arreglo”.
-Empáticas: aquellas donde la persona que cometió el error se pone en el lugar del otro haciéndole entender que comprende lo que siente; por ejemplo: “siento mucho haberte herido con lo que dije, comprendo que de ahora en adelante te sea difícil confiar en mi”.
-Reconocimiento de haber violado las normas: en este caso las personas simplemente reconocen que han transgredido determinadas normas (implícitas o explícitas), como por ejemplo: “he roto el juramento hipocrático de no hacer daño”.
Los investigadores consideran que la efectividad de las diferentes formas de pedir disculpas depende de cómo la persona agraviada se ve a sí misma, del concepto que tiene sobre sí. Para probar esta hipótesis los científicos evaluaron el autoconcepto de 175 estudiantes y posteriormente les pidieron que valoraran los diferentes tipos de disculpas.

Leer más: http://rincon-psicologia.blogspot.com/2010/09/cual-es-la-disculpa-mas-efectiva.html

Ja sigui una persona que es disculpa amb la seva parella per un comportament inadequat o una gran multinacional que demana disculpes per la contaminació ambiental; el cert és que el mecanisme de base sempre és més o menys el mateix. No obstant això, la Psicologia ha estat poc curiosa en aquest sentit, centrant-se fonamentalment en si les disculpes són o no donades.


No obstant això, ara Ryan Fehr i Michele Gelfand, investigadors de la Universitat de Maryland, han coquetejat amb la sociologia per explorar amb més profunditat els aspectes psicològics darrere d’una disculpa. Així, han descobert que existeixen fonamentalment tres tipus de disculpes i que el seu impacte varia en dependència del caràcter de la “víctima”.

Els tres tipus de disculpes serien:

-Compensació: aquelles on les persones anteposen el seu mal comportament una forma de posar-hi remei, com per exemple: “sento haver trencat la teva finestra, pagaré l’arranjament”.

-Empàtiques: aquelles on la persona que va cometre l’error es posa en el lloc de l’altre fent-li entendre que comprèn el que sent, per exemple: “sento molt haver-te ferit amb el que vaig dir, comprenc que d’ara endavant et sigui difícil confiar enmeu “.

-Reconeixement d’haver violat les normes: en aquest cas les persones simplement reconeixen que han transgredit determinades normes (implícites o explícites), com per exemple: “he trencat el jurament hipocràtic de no fer mal”.

Els investigadors consideren que l’efectivitat de les diferents formes de demanar disculpes depèn de com la persona agreujada es veu a si mateixa, del concepte que té sobre si. Per provar aquesta hipòtesi els científics van avaluar l’autoconcepte de 175 estudiants i posteriorment els van demanar que valoraran els diferents tipus de disculpes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: